lunes, 29 de marzo de 2010

Tratado de Amistad y Reconocimiento entre el Grande Oriente Ibérico y el Gran Oriente de los Estados Unidos de América











Se ha firmado un Tratado de Amistad y Reconocimiento mutuo entre el Gran Oriente de los Estados Unidos de América y el Grande Oriente Ibérico este mes de Marzo en España.

Este feliz acontecimiento para la Masonería Liberal ha sido fruto de los trabajos llevados a cabo durante varios meses.

Ambas Potencias Masónicas están muy satisfechas por poder trabajar conjuntamente en la propagación de los ideales Masónicos que precisan de una exteriorización de nuestros valores ante los retos y nuevas perspectivas de la Orden en nuestros tiempos.

También se ha programado que Grandes Oficiales del Grand Orient of the United States of America visiten España dentro de unas semanas, para seguir de este modo ampliando fuertemente esta relación Fraternal.

Una feliz noticia que muestra que nuestra Cadena de Unión se agranda y afianza sólidamente en todos los Orientes para llevar a la práctica todos aquellos valores que pretendemos, tanto a nivel individual, como para la consecución de un proyecto fiel a un ideario conducente a un progreso de toda la humanidad.

Joaquim Villalta
M.·. M.·. del Grande Oriente Ibérico
Miembro del Círculo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau"

domingo, 28 de marzo de 2010

Historia de la Masonería Liberal en La Coruña

La Fundación Ara Solis acaba de publicar un nuevo libro que lleva por título "Historia de la Masonería Liberal en La Coruña" y del que son autores José Luis Caramés y Álvaro Marcos.

El libro tiene dos partes diferenciadas. En la primera de ellas se plantean las dos coordenadas de los antecedentes de la situación actual de la Masonería coruñesa: la Masonería Liberal y la historia de la ciudad.
La segunda parte aborda las etapas de la Masonería Liberal en Coruña que se desarrolla en convivencia con el desarrollo de la ciudad y con repercusiones mucho más lejanas.

Para todos los interesados en la Historia de la Masonería liberal y la gestación del Grande Oriente Ibérico el libro les gustará.

El final es abierto, pues lo vamos escribiendo cada día, y en el breve espacio que media entre la impresión en febrero y la salida del libro a la luz mes y medio después, dos nuevas Logias del Grande Oriente Ibérico han levantado columnas.

Otros textos publicados por la Fundación Ara Solis:

- "Exposición Masonería Universal. Una forma de sociabilidad "Familia Gallega": 1814-1996". Es un libro muy interesante que contiene algunas fotografías de la mayor exposición sobre Masonería que se ha realizado en España hasta la fecha, y además tres trabajos de José A. Ferrer Benimeli, dos de Alberto J.V. Valín Fernández, y otros de Felipe- Senén Lópes Gómez, José Ramón Soraluce Blond, Xosé Ramón Barreiro fernández y F.A.C.R. "Segade"

- "La Masonería: Una visión diferente del mundo", de Yves Bannel

- "Humanismo renovado y ética: Reflexiones de un masón" de Yves Bannel

Se están preparando nuevos textos de extraordinario interés histórico y que compartiremos con ustedes a medida que vayan saliendo a la luz.

La Logia Ara Solis I de La Coruña ha ejercido como la Logia Madre de otras varias que ahora trabajan en otros Orientes y como el germen de una Obediencia, el Grande Oriente Ibérico, tolerante y abierta, donde la Fraternidad es un hecho que vivimos cada día, no existiendo controversias o enfrentamientos por alcanzar un ilusorio y efímero poder, con auntentica voluntad de servidcio para las Logias a las que se debe y para las que trabaja atendiendo a sus demandas y sensible a sus necesidades, donde la mixticidad es plena, pues en la Obediencia hay tantas mujeres como hombres.

Quienes deseen adquirir los textos pueden escribir a esta dirección de correo:

fundacionarasolis@gmail.com

Así mismo, me permito aportar el enlace de la web de la Fundación Ara Solis que, aunque está en construcción en algunas de sus páginas, en breve me consta puede hacernos llegar interesantes iniciativas además de las que ya en ellas se refleja.

http://www.fundacionarasolis.es








Joaquim Villalta M.•. M.•. del Grande Oriente Ibérico
Miembro del Círculo de Estudios del Rito Francés “Roëttiers de Montaleau”

lunes, 22 de marzo de 2010

Eventos Masónicos en Bruselas


Este pasado fin de semana se llevaron a cabo en Bruselas unos actos de gran relevancia dentro del panorama continental entre Potencias Masónicas de Rito Francés o Moderno que afianzan y refuerzan, más si cabe, los lazos de Unión de la Masonería liberal, abriendo nuevas perspectivas de futuro más globales, vías de trabajo y reflexión más universales, tendentes a desarrollar proyectos que desemboquen en una práctica real y de palpable fraternidad inherente en nuestra Orden comprometida con su entorno.

Así el sábado 20 de marzo, el Gran Capítulo General de España firmó un Tratado de Amistad y Reconocimiento mutuo con el Gran Capítulo General de Bélgica, creando a su vez un Comité de Trabajo conjunto que abordará múltiples aspectos como los desafíos, compromisos y el papel de los Capítulos de Rito Francés en el Siglo XXI. Dicho Tratado fue firmado por sus respectivos MM.•. SS.•. y PP.•. GG.•. VV.•. Yves Bannel y Freddy Collinet, contando como anfitrión de excepción al Serenísimo Gran Maestro del Gran Oriente de Bélgica, el M.•. I.•. H.•. Bertrand Fondu.

Del mismo modo, quedo también fijada la fecha del 8 de mayo en Madrid para la Instalación del nuevo Soberano Capítulo “MAS” en los VV.•. de Europa, perteneciente al Gran Capítulo General de España, y que realizará sus trabajos regulares en París.

Fiel y comprometido con su ideario abierto y de amplia visión europeísta, toma como título distintivo el acrónimo referido a los “Padres de Europa”: Jean Monet, Konrad Adenauer y Robert Schuman.
Al acto asistieron diversos dignatarios del Grande Oriente Ibérico cuya delegación estaba encabezada por su Gran Maestro, así como también miembros de la Cámara de Administración del Gran Capítulo General del Gran Oriente de Francia.


El otro evento fue el referido al Acto de Nacimiento de dos nuevas Logias del Grande Oriente Ibérico con la entrega de Cartas Patentes a la R.•. L.•. Europa y la R.•. L.•. Wharton al Or.•. de Europa, cuyas sedes se hallan en París. El hecho de que sus hermanas y hermanos integrantes procedan de diversos países, y el deseo de plasmar su filosofía interna en un ideario en pro de una Fraternidad Internacional, definen claramente el porqué de la elección de dicho Oriente en sus títulos distintivos.

Ambas logias mixtas iniciarán su andadura como Logia de Investigación con un centenar de MM.•. MM.•., para en breves meses, proceder paralelamente a los Trabajos regulares en los tres Grados Simbólicos y a las primeras Iniciaciones.




Quiero felicitar, muy especialmente, a todos los HH/nas.•. que hacen posible una praxis masónica de amplias miras, universal, en el que entre todas y todos hagamos posible nuestro perfeccionamiento individual construyendo y proyectando conjuntamente un ideario social más solidario y justo, a través de una Masonería adogmática que dé pleno sentido a nuestra más preciada Tri-divisa.

Joaquim Villalta
M.·. M.·. del Grande Oriente Ibérico
Miembro del Gran Capítulo General de España
Miembro del Círculo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau"

miércoles, 10 de marzo de 2010

"Escocés", "Escocismo": una definición imposible

En una próxima entrada abordaremos el porqué de la gestación de la práctica Ritual del Mason Word, origen de las diversas y posteriores versiones de este Rito que desembocaron con el paso de los años y con mutaciones o añadiduras en la totalidad de la práctica ritualística francmasónica hoy conocida, sea del tipo que fuere, a pesar de que podamos herir con ello románticas concepciones o bellas fantasías.
Nuestra intención es esclarecer nuestros verdaderos orígenes y, a pesar de que en mi andadura personal se me han venido abajo falsos mitos e infundadas ideas legendarias que me fueron transmitidas erráticamente, la realidad aparecida ante mis ojos no es menos digna que las impresentables tesis ocultistas que a día de hoy todavía se transmiten de boca a oreja a los neófitos, sino al contrario: dan un sentido aún más perenne y sólido a nuestra Orden dotándola de una cualidad universal y de una vigencia en sus valores sin apenas precedentes comparables con otras instituciones, llámense filosóficas, espirituales o filantrópicas.

Así, la creación del MW hacia 1637 por los masones calvinistas de la logia escocesa y calvinista de Kilwinning, nace como respuesta a la obligación impuesta por Schaw de practicar un arte de memoria. Esta logia, rechazando la continuidad de la práctica del rito de recepción prescrito por los Antiguos deberes anglicanos, opta por la forma de un catecismo simbólico, cuyo vocabulario está compuesto de imágenes conformemente a la tradición de las artes de memoria, pero unas imágenes verbales (metáforas, alegorías) debido en una parte a la confesión presbiteriana y por otra del carácter iconoclasta característico del calvinismo que forzó a dicha logia a esa sustitución de la imagen verbal en lugar de la imagen plástica.
Puede resultar chocante cómo, aprovechando o dotándose de este instrumento ritual, la Gran Logia de Londres innovó ontologizando el rito originalmente calvinista de MW y se dio como marco jurídico las Constituciones de 1723, abriendo las puertas de la logia a todos los practicantes de la religión natural (orto-praxis moral) sin consideración para las ortodoxias que quedaban sólo como opiniones individuales rompiendo por este eclecticismo con la religiosidad confesional de los Antiguos deberes, abriendo la puerta a los ateos teóricos y al deísmo.

Antes de proseguir, creo que se hace necesario para centrar el término “Escocés”, utilizado en el título de esta entrada, hacer un pequeño resumen de aspectos fundamentales tratados en anteriores artículos: desarrollado entre 1696 (Edimburgo) y 1711 (Trinity College), antes de ser transmitido por Anderson en 1714 a los futuros creadores de la Gran Logia de Londres de 1717, recordemos que el rito de MW fue importado desde Escocia a Irlanda (1711) e Inglaterra. En Inglaterra solo era practicado por la Gran Logia de Londres: las otras logias de Inglaterra, que se podrían con todo derecho llamar las antiguas logias operativas inglesas como las de York y de Chester, e incluso como la que publicó las Constituciones Roberts en 1722, practicaban el rito de los Antiguos deberes operativos ingleses. Así, aunque algunos sigan ignorándolo, los fundadores de la Gran Logia de los Antiguos practicaban el mismo rito que la Gran Logia de Londres (a saber el rito de MW), pero gran número de ellos, siendo católicos, reprochaba a esta última haber roto con la religiosidad de los Antiguos deberes operativos (lo que se explica visto la orientación filosófica y ecléctica, es decir no confesional, de la Gran Logia de Londres) y fue una de las razones para que los masones irlandeses, la mayoría católicos, rompieran con la Gran Logia de Londres (cuyo rito practicaban) e integraron al Mason Word las oraciones inspiradas de la religiosidad confesional de los Antiguos deberes operativos.
Los fundadores de la Gran Logia de los Antiguos rechazaron la opción filosófica de la Gran Logia de Londres y prefirieron a la religión natural, una religiosidad confesional inspirada de aquella de los Antiguos deberes operativos. No obstante, aunque la Gran Logia de los Antiguos tendió a inspirarse en el modelo religioso surtido por los Antiguos Deberes no practicaba sin embargo su rito: practicaba una versión del Mason Word.
Entre 1710 y 1725, las logias escocesas que practicaban el rito del MW eran de dos tipos: habían por un lado las logias calvinistas federadas por la logia-madre calvinista de Kilwinning, y había por otro lado las logias episcopalianas (arminianas, es decir próximas a los católicos y anglicanos) como la logia de Dumfries que practicaba en efecto el rito de MW (poseemos dos rituales de MW de esta logia: el Dumfries n° 4 de 1710, y el ritual de 1727 divulgados en la Confesión de un masón). Los jacobitas siendo católicos solo habrían podido ser recibidos en logia en el rito de MW en dos marcos instituidos: o la Gran Logia ecléctica de Londres, que estaba abierta a todas las confesiones, o en una de las logias no calvinistas de Escocia, como la logia episcopaliana de Dumfries, que practicaba este rito.
Por tanto, insistimos una vez más, la masonería introducida en la Europa continental era del tipo o forma de lo que se calificaría como “Modern”.

Los conceptos “Masonería Escocesa”, “Escocismo” o “Escocés”, son muy vagos y de imposible definición, salvo el de la particular génesis formal/ritual referida al Mason Word. En cuanto a las otras acepciones del término “escocés”, se abre un abanico de variables que en muchos casos han tergiversado la realidad original de la francmasonería (especulativa, por supuesto, y de la que somos únicamente herederos directos).
Cuando abordamos la figura de los Maestros Escoceses de los años 1740 en Francia que van a dar origen a la proliferación continental de sucesivos grados presentados como terminales en su momento (y sirve la posterior argumentación para los Scots Masters mencionados en algunas logias londinenses de los años 1730) y, consecuentemente, al nacimiento de lo que hoy conocemos como Altos Grados, se abre la veda que da entrada a las presupuestas prerrogativas y privilegios de un grupo de élite presentado apócrifamente como curador de la Orden y sus misterios, así como una puerta al sincretismo de lo más desordenado.
Curiosamente, cuando miramos estos primeros altos grados, como el “Maître Parfait”, donde la leyenda de Hiram no juega ningún rol particular, vemos que la Palabra final comunicada es precisamente la misma que la Palabra del grado de Maestro de toda la tradición Francesa. Como bien apunta Roger Dachez, esto nos podría hacer sugerir que se tratara de un antiguo grado (distinta forma) de Maestro.

Vemos por otra parte, sobre textos de 1725-26, un grado situado en tercera posición estructurado por los mismos secretos del grado de “Maestro de Logia” algunas décadas después, o como “Escocés de las 3 JJJ” o en la versión “Escocés de París” de 1745, poseyendo un contenido sustancialmente idéntico al de Maestro Instalado del de tradición inglesa de 1760. En esta línea de investigación, todo apunta a que los antiguos “Altos Grados” no lo fueron en realidad. Fueron alternativas del grado terminal, problema propuesto en los años 1720 en Inglaterra, y al cual la formación del grado de Maestro hirámico aportó una primera respuesta que finalmente adoptó la Gran Logia de Londres, pero cuyo proceso abrió diferentes vías paralelas de resolución que siguieron funcionando simultáneamente y que atravesaron también el Canal de la Mancha.

Estas originales semillas dieron múltiples y variados frutos en un abonado y diverso suelo continental (por ejemplo baste recordar la porosidad y permanente interrelación franco-belga). No nos extrañemos, por tanto de que el concepto “grados escoceses” cualificados a todos aquellos que se consideraban por encima – más sin razón que con ella- del Magisterio “estándar”, sean perfectamente aplicables a los Altos Grados codificados en el Rito Francés o Moderno llevado a cabo en los años 1780 y practicados por doquier con anterioridad. Véase su forma estructural “Modern” e incluso para aquellas pretendidas logias denominadas escocesas (Marsella, Aviñón o París) que también tenían tres primeros grados de tipo Moderno donde la originalidad diferencial en la estructura simbólico-ritual, era casi simplemente el tema de la ubicación del ternario SE-SO-NO y su asimilación con los pilares SFB, aunque fiel a su genética “Modern”, conservaba el ternario Sol, Luna, M de L como 3 GL.

Quiero finalizar este artículo, al hilo de lo que más arriba apuntaba, agradeciendo las luces aportadas por aquellos Hermanos que con su esfuerzo, trabajo, ejemplo y tesón, me han dado las pistas y herramientas para sacarme de la duda y del error. Respeto por supuesto las opiniones y vivencias masónicas de cada miembro de la Orden. Pero siento gratitud hacia esos Hermanos que han permitido que la mía sea más coherente para conmigo mismo, a la luz de aquello que hoy veo más claro.

Destacaría la obra integral de Patrick Négrier, los Mollier, Dachez o Marcos, el ejemplo a seguir e indicaciones del Hermano y amigo Víctor Guerra, y la actitud y praxis vital del Hermano Julián García, entre otros.

A todos ellos, gracias por sus enseñanzas. Me siento más libre.

Joaquim Villalta
M.•. M.•. del Grande Oriente Ibérico
Miembro del Círculo de Estudios del Rito Francés “Roëttiers de Montaleau”