jueves, 25 de diciembre de 2008

Algo está cambiando

Algo está cambiando en el panorama masónico de nuestro país. Y es un cambio, sutil, discreto, de corazón a corazón, de Hermano a Hermano, a veces con la boca pequeña, sin el beneplácito directo de ninguna obediencia en particular, pero que camina en la línea del sentir de la inmensa mayoría de los miembros de nuestra Orden, sea cual sea su procedencia o especificidad ritual: la Unión.

A pesar de nuestra convulsa tradición masónica en nuestra historia particular, aún incomprendida, temida por algunos por lo desconocida y malintencionadamente presentada por otros, avanzamos en un mundo donde el contacto, la comunicación y el intercambio de ideas casi en tiempo real nos permite enriquecernos, conocernos y reconocernos cada vez mejor como miembros de una Única Orden.

Pienso que los francmasones estamos madurando en nuestra práctica y mutua interacción. Algunos pensareis que no hay para tanto. Que siguen existiendo tensiones y que estamos todavía muy lejos de alcanzar el clima de Trabajo, respeto y tolerancia de otros Orientes, donde la Universalidad de nuestros principios saltan a la vista, a pesar de tener también sus pequeñas miserias por perfeccionar, como en todo Hogar. Y tal vez así sea. Yo, el primero, he sido crítico con el uso y el abuso de la “faca” dialéctica cuando se han abonado campos conducentes al fratricidio por excesos presenciales de los asesinos Hirámicos.

Permitidme no obstante, en un arrojo de optimismo no infundado, quedarme con esos pequeños-grandes detalles que en el quehacer masónico diario se perciben cual agradable aroma con una actitud de espíritu de predispuesta hermandad.

Vayan mis mejores deseos de Paz, Unión y Armonía para el Año Nuevo 6009 para todos mis HH.·. y Hnas.·. de todos los OOr.·. y para toda la Humanidad.

Recibid mi T.·. A.·. F.·.

Franz
M.·. M.·.

jueves, 27 de noviembre de 2008

Del Verbo a la Arquitectura

Parece que la denominación “Gran Arquitecto del Universo” fue codificada por primera vez, al menos en referencia escrita, en 1315 en el transcurso de la reunión de un Convento de los Compañeros Constructores en Estrasburgo. Venidos de Europa entera, estos hijos de Salomón que transmitían los antiguos misterios y el Conocimiento haciendo pasar su mensaje del Verbo a la Piedra, a la arquitectura desde el dibujo y al volumen utilizando el número de Oro. Pero en este año 1315, dichos Compañeros están descontentos: la inquisición había tiempo atrás enviado a la hoguera a los Cátaros y sus defensores. El triste Felipe “le Bel” y su cómplice Bertrand de Got, que el rey hará papa en Aviñón bajo el nombre de Clemente V, han erradicado la Orden del Temple. Jacques de Molay y la jerarquía del Temple serán ejecutados o enviados a la hoguera el 18 de Marzo de 1314. Los Compañeros están inquietos sobre su independencia adquirida en el transcurso de los siglos: la cruzada de los franceses contra los hijos de la luz de la nación romana, caballeros cátaros y trovadores (“ceux qui trouvent”, los que “trovan”, los que “hallan”) y el “affaire” de los Templarios revelan una iglesia cada vez más arrogante y secularizada, y muestra un rey de Francia sin retroceder ante nada para engrandar su reino, entonces bastante más pequeño que las posesiones de Raymond de Toulouse.
Fiel a su historia, el “califato” romano del Vaticano, durante siglos, continuará erradicando toda gnosis. Los Compañeros lo saben. Es durante el transcurso de este Convento de Estrasburgo del 15 de Agosto de 1315, que deciden desconfiar de la Iglesia y de sus representantes, los obispos, juzgados “solamente cuidadosos de proteger la unidad de la iglesia romana a costa de su libertad”. Al final del Convento, los Compañeros dejan acta que “Dios es nuestra única autoridad íntima, el director de nuestra consciencia. Es el Gran Arquitecto del Universo”. Y transforman su fraternidad del Santo Deber convirtiéndose en los “Compañeros del Deber y la Libertad”, recordando que la tradición remonta a la construcción del Templo de Salomón que representa el santuario del Maestro del Cielo y de la Tierra. Es pues contra el dogma religioso y el poder político que hace que los Compañeros decidieran trabajar a la gloria de un principio superior, autor de toda cosa y toda vida. Encontramos por otra parte este sentido, en el Regius de 1390. No obstante, debemos apuntar que no es hasta alrededor del año 1700 que el GADU está claramente formulado en los Rituales masónicos.

Franz

domingo, 2 de noviembre de 2008

La responsabilitat de la Lògia en la Iniciació

L'Ordre dels Francmaçons és una associació d'homes savis i virtuosos, i el seu objecte és viure en una perfecta igualtat, estar íntimament units per les llaços de l'estima, de la confiança i de l'amistat, sota la denominació de GERMANS, i estimular uns els altres la pràctica de les virtuts.

Segons aquesta definició, que apareix com a introducció en molts rituals tradicionals, és saviesa i interès de totes les Lògies el no admetre a la participació dels nostres Misteris més que aquells subjectes dignes de compartir tots aquests avantatges, d'atènyer l'objectiu proposat, i dels quals no hagin d'envermellir als ulls Maçons de tot l'Univers. Així, quan es tracta de l'admissió d'un Profà (aquesta paraula remunta a la més alta antiguitat i mai no ha significat altra cosa que la no admissió al Temple, als misteris - Profanum extrà templum - profà significa doncs «aquell que no és actualment admès» per oposició « al que està iniciat»), la Lògia a la qual és presentat ha de considerar : que donarà un membre a «l'associació general» i un Germà a cada membre ; que una vegada admès, els Maçons de tot l'Univers i de qualsevol estat, qualitat i condició que sigui, estaran obligats a reconèixer-lo com a tal ; que representa tant un honor per a la Lògia tot promovent la glòria i la prosperitat de l'Ordre, que aquest aspirant sigui digne de ser presentat a tots els Maçons; cal, finalment, que sobre el testimoni de la seva Lògia, mereixi ser acollit per tots els Germans com un home virtuós, com el seu Germà. Té dret, en aquesta qualitat, a la seva amistat més íntima. Per l'admissió del profà, la Lògia esdevé, moralment garant, envers tots els Maçons. El que implica una gran responsabilitat per als GG.·. presentadors i exclou la «carrera» de la quantitat en detriment de la qualitat.

lunes, 30 de junio de 2008

Citas

El Masón sabe que su caída es sólo una fase provisional de su evolución cíclica. La Luz se levantará de su decadencia. El Masón debe sin interrupción estar dispuesto a pasar por la puerta de los Dioses, para elevarse hacia el Zenit de su ser. Así es como la Francmasonería se renueva eternamente.
Roncelin

¡No olvidemos el mensaje de Hiram! Estamos en el dominio de la evolución hacia la espiritualidad, esta espiritualidad libertada de todo dogma o perjuicio, esta espiritualidad de análisis, de despertar, de búsqueda y de aplicación en lo cotidiano. Nos ponemos en busca de la palabra perdida, creemos que la hemos encontrado demasiado a menudo porque un día se nos dijo: he aquí la palabra. De hecho, la transmisión de la palabra no existe, debemos descubrirla. No olvidemos el mensaje de Hiram: el Maestro es único.
Roncelin

lunes, 5 de mayo de 2008

Enhorabuena al Grande Oriente Ibérico

Me sumo a la alegría en comunicar en este espacio que el pasado domingo día 27 de Abril, el Grande Oriente Ibérico recibió solemnemente en Bruselas la Carta Patente del Gran Oriente de Bélgica, que le había sido concedida con fecha 30 de Noviembre y ratificada por la decisión de la Comisión Administrativa del Gran Oriente de Bélgica el 13 de diciembre del 2007.
Este hecho ratifica lo ya sabido y compartido por la inmensa mayoría de masones y masonas de diferentes Orientes: la evidente regularidad de los trabajos y cualidades de los integrates de dicha Obediencia.
Me consta que los Hermanos y Hermanas del Grande Oriente Ibérico siempre han trabajado intensamente para ser ejemplo vivo de los principios de nuestra Orden, llevando en ocasiones una callada labor y respondiendo con el silencio y el respeto a actitudes un tanto ariscas hacia su propia existencia.
El tiempo pone a cada uno en su lugar, y el buen hacer constructivo da siempre unos dulces frutos.
Con todo afecto, recibid todos y todas los HH.·. y Hnas.·. del GOI mi afectuoso T.·. A.·. F.·.

Franz