lunes, 16 de julio de 2012

El Capítulo holandés del Rito Moderno Francés "De Roos" (1ª Parte)

Aportamos este novedoso trabajo del Hermano Jean van Win sobre los grados de continuidad en el seno de las Ordenes de Sabiduría del Rito Francés, que es la primera vea que se traduce al castellano de forma integra, y que viene muy bien para poner en solfa algunas teorías que defienden la continuidad de las Ordenes de Sabiduría  a través de la patente del Capitulo de Roos. Cuestión que el Hermano y miembro de la Academia Internacional del Vº Orden del Rito Moderno de la Unión Masónica Universal del Rito Moderno, deja clara incluyendo en su trabajo la correspondencia mantenida con los referentes del Rito Francés en el país galo. Saquen ustedes, queridos lectores, sus propias conclusiones...
 


Diversos autores, de muy numerosos lugares han afirmado que el despertar de las Órdenes de Sabiduría del Rito Francés, se produjo en Europa a través del Canal de los Países Bajos.
Esa hermosa, romántica y seductora historia, fue resumida por el Muy Ilustre Hermano Pierre Petitjean en el número 37 de julio del 2006 de la revista La Chaine d´ Union[1], pagina 79 y siguientes, y cuyo contenido analizaré y comentaré durante el presente estudio.
I. La historia y la Leyenda
El relato habitual.
« Hacia la mitad del siglo XIX, los Capítulos que trabajaban en el Rito Francés, desaparecieron... El despertar tendrá lugar cien años más tarde, gracias a la tenacidad de quince hermanos pertenecientes al Gran Oriente de Francia... Los cuales se afiliaron al Capítulo De Roos en La Haya (Países Bajos), último Capítulo francés en Europa, y le solicitaron una Carta Patente para establecer en París, el 30 de noviembre de 1963, un nuevo Capítulo que denominaron Jean-Théophile Désaguliers..."
Aquí tenemos los extractos más significativos de la columna grabada en la tenida inaugural de ese Capítulo:
« En el año de mil novecientos sesenta y tres, y de la muerte de Nuestro Redentor mil novecientos treinta, el día 30 del octavo mes de la Verdadera Luz 5963, día de San Andrés de Escocia ( treinta de noviembre de la era vulgar), quince Caballeros del Águila, Perfectos Masones Libres y Soberanos Príncipes Rosa Cruz, se reúnen en el Valle de París, al Oriente de Heredom, cuyo punto corresponde al Zenith, en un lugar muy fuerte, muy retirado, y muy cubierto en el cual reinan la Fe, la Esperanza y la Caridad ( 13 villa des Acacias, 9 Bd. Jean Mermoz en Neully-sur-Seine, a las 10 horas de la mañana).
« Esos quince Caballeros, los miembros del Soberano Capítulo De Roos, del Valle de La Haya, son, por orden alfabético de sus nombres los Hermanos Paul A.; Edouard F.; Serge D.; Pierre F.; Jean de F.; Jacques G.; Pierre M.; Vincent P.; Pierre de R;, Albert R.; Hartmut S.; Christian V.; todos iniciados en el seno de ese Capítulo; René Guilly y Jacques M., regularmente afiliados en el seno de ese Capítulo; Henri van Praag, Perfecto Maestro Fundador[2] y sostén de ese Capítulo. Además se encuentran presentes el H. C.J.R.; miembro visitante del Soberano Capítulo De Roos, Valle de la Haya. El Trono de Sabiduría está ocupado por el Muy Ilustre Hermano van Praag, el más antiguo[3] ".
« El Muy Sabio y Perfecto Maestro Henri van Praag declara que ha recibido una Plancha burilada emanada de los quince Caballeros presentes ese día, y miembros del Soberano Capítulo De Roos en el Valle de La Haya, teniendo el deseo de poder practicar en el Valle de París y en el seno de un Soberano Capítulo Francés, bajo el título distintivo de Jean-Théophile Désaguliers, los cuatro grados que les son queridos: los de Elegido, Escocés, Caballero de Oriente y Soberano Príncipe Rosa Cruz....
El Muy Sabio y Perfecto Maestro, en virtud de los antiguos privilegios de los Soberanos Príncipes Rosa Cruz, Caballeros del Águila, Perfectos Masones Libres, declara entonces constituido en el Valle de París, el día de San Andrés de Escocia, el Soberano Capítulo Jean Théophile Désaguliérs ».
« La importancia de esta creación no puede comprenderse mas que situándola en la extensa historia del Rito Francés. Como dirá mas tarde, con ocasión del cuadragésimo aniversario de ese Capítulo, el BAF[4] Roger Dachez: «Lo que puede parecer el inicio de una aventura es en realidad el arribo de un largo viaje » Esa aventura- pues lo era, y esperamos que lo sea por siempre- se prolongó durante unos diez años, y se originó, va de suyo, en el seno de la llamada cuna histórica del Rito Francés, es decir en el Gran Oriente de Francia » [...].
« Para los Hermanos del Rito Francés Moderno Restablecido, en sus inicios en los años sesenta, ya muchos de entre ellos poseían el grado 18º del REAA, y podían contentarse con una equivalencia más o menos arbitraria que proclamaba la homonimia de los títulos justificada por sí sola su legitimidad a través del despertar de los Altos Grados del Rito Francés sin importar su lugar de origen, el GODF, lo cual parecía masónicamente hablando difícil de aceptar »
El mito imaginario
Es entonces cuando se manifiesta la Providencia, de la cual Chamfort decía que no era otra cosa que el nombre bautismal de la casualidad....Los contactos realizados lo fueron de manera fortuita[5] con el Muy Sabio y Perfecto Maestro de un Capítulo, que llamaremos «fósil masónico », el Capítulo De Roos, el cual los franceses habían fundado bajo el primer Imperio en una Holanda anexada, cuando La Haya, cabeza del departamento de Bouches-de-la-Meuse, desconocía masónicamente la autoridad del Gran Oriente de Francia.
"Ese Capítulo francés había sobrevivido, el tiempo no lo había vencido y aún subsistía a mediados del siglo XX, no habiendo jamás cesado de existir, sin percatarse que se había convertido en el último conservatorio de los Altos Grados del Rito Francés ».
« Como se dijo, en esa época, la élite cultivada de los Países Bajos, era muy aficionada a hablar y cultivar la lengua francesa. El propio Muy Sabio del Capítulo, la enseñaba como profesor. El vínculo se estableció fácilmente[6] y el resto continuó sin dificultad, y los hermanos fueron recibidos en el IV Orden en La Haya algunos meses mas tarde. El Soberano Capítulo Francés Jean Théophile Désaguliers que se fundó en Neully, fue asumiendo de modo inmediato la función natural a modo de «Capítulo Metropolitano para Francia» y desde ese momento cargó con la ruda tarea de llevar por muchos años, la llama y bandera de las Ordenes Capitulares del Rito Francés ».
«El Capítulo De Roos, desde hacía mucho tiempo no trabajaba mas que en el IV Orden, confiriendo los tres primeros Ordenes por comunicación, cosa que los Hermanos del Soberano Capítulo Jean-Théophile Désaguliers evidentemente no querían hacer ».
Este relato, totalmente mítico como intentaremos demostrar, se contradice con la versión que dieron dos de los principales protagonistas de la época: René Jacques Martin[7] y René Guilly. En particular, los contactos realizados de manera fortuita, y el vínculo establecido fácilmente, y que hemos subrayado mas arriba, indican el establecimiento de una relación reciente.
Tengo la felicidad de haber conocido y frecuentado a los dos autores, y de haber intercambiado con cada uno de ellos una importante correspondencia que hoy nos permite a su vez, ir más allá del mito, y establecer la realidad histórica de esos eventos tan importantes de cara a poder esclarecer el Renacimiento del Rito Moderno Francés en Europa.
Nótese ante todo, una laguna de cierta dimensión en el relato del Hermano Roger Dachez. Pues nada se ha dicho sobre la existencia de un Capítulo De Roos fundado en Medan, en las Indias Orientales Holandesas, en el cual Henri van Praag era un miembro, y grado Rosa Cruz.
Volveré sobre este asunto con cierto detalle más adelante.
Tampoco nada se dice del asunto «del Francés », más bien impreciso, y que habría fundado De Roos bajo el imperio francés en los Países Bajos. La mayor parte de las logias de ese país llevaban con orgullo su título distintivo en lengua francesa, o en lengua latina, y es sorprendente que, bajo el Imperio y a pesar de que los Capítulos eran parte integrante de una logia simbólica, los franceses (!) hubieran preferido dar (a esta) un título distintivo... tan holandés !
Tenemos aquí algunos ejemplos, y se verá que en muchas logias y Capítulos en esa época se hablaba en francés al igual que en nuestros días, porque el autor de estas líneas fue en 1995 oficial de un Capítulo del Rito Holandés en Leyden, Países Bajos, que trabajaba en francés.
Ejemplos de títulos distintivos, en lengua francesa, de logias holandesas de los siglos XVIII y XIX: Les Amis Réunis; L’Aurore; La Charité; La Bien-Aimée ;Concordia Vincit Animos; La Constance; Credentes Vivent ab Illo ;L’Espérance; Fides Mutua; Frédéric Royale;Guillaume aux Dix-Sept Flèches; La Paix;La Parfaite Union; La Philanthrope; Le Profond Silence; Ultrajectina; L’Union Frédéric; L’Union Provinciale; L’Union Royale
La Vertu ;Vicit Vim Virtus[8].
Finalmente, las bases de datos de diversas instituciones masónicas holandesas que fueron consultadas no señalan la existencia de ninguna logia ni Capítulo que llevase el título De Roos, a excepción hecha de un Capítulo no reconocido trabajando en Medan, en las Indias Orientales Holandesas, y sin la menor constitución iniciática, como demostraré a los largo de este trabajo.
A veces se evoca la logia militar de un regimiento francés de ocupación, que no ha dejado rastro en Francia ni en Holanda, y del cual jamás se ha presentado la menor prueba documental para poder establecer y sostener las diversas afirmaciones que se ha hecho al respecto.
Veamos entonces como se desarrolló esa masonería de Altos Grados en los Países Bajos. Daremos la palabra a los principales protagonistas del Renacimiento del Rito Moderno Francés en Europa.
Nacimiento y desarrollo de los Altos Grados Modernos franceses en los Países Bajos.
Extracto de una hoja Din A4, tres partes, dos caras plegadas, editada en holandés por el Supremo Consejo de la Orden de los Francmasones bajo el Capítulo de los Altos Grados de los Países Bajos. (Traducción literal por Jean van Win).
« Después de la penetración de la francmasonería en Holanda, hacia 1730, otras formas de trabajos masónicos fueron rápidamente penetrando en su mayoría desde Francia.
Poco después de la constitución de logias masónicas (azules) en nuestro país, aparece la práctica de lo que ulteriormente se conocerá como los Altos Grados.
En los rastros que dejó una de las cinco logias fundadoras que participaron en la creación de la Orden de los Francmasones, se menciona que el 12 de septiembre de 1756, esa logia trabajó en el transcurso de una misma tarde, « en el escocés » (esa calificación nada tiene que ver con Escocia ni con el Rito Escocés; su origen debe buscarse en los grupos de estuardistas emigrados a Francia), según pretende indicarnos ese folleto.
« Una logia Escocesa que llevaba el mismo nombre que su logia madre y se componía de los mismos miembros que la anterior. No había ninguna uniformidad en el trabajo, ni en la organización de las logias escocesas. Desde 1774, se hicieron diversos esfuerzos para ubicar a las logias escocesas bajo la autoridad de una administración superior (hoofdbestuur).[9] En aquella época había 24 logias escocesas en nuestro país. Algunos días después de la reunión de la Gran Logia de las logias simbólicas, dichos talleres fueron convocados el 20 de mayo de 1776 a otra reunión en La Haya.
El objeto de esa reunión era la constitución de una Gran Logia Escocesa, que debería servir para "sostener y revivir la masonería azul cada día azul más declinante y mas debilitada ».La reunión concluyó con la creación de un Reglamento (Wetboek: Volumen de la ley) en el cual no se hablaba más que de Elegidos y Escoceses.
La segunda reunión de la Gran Logia Escocesa tuvo lugar el 19 de mayo de 1777; los registros hacen por primera vez una referencia a los «Capítulos Escoceses ». La tercera reunión de la Gran Logia Escocesa es del 18 de mayo de 1778, y la cuarta y última es del 5 de junio de 1786.
« La asamblea constituyente que debía erigir el Gran Capítulo de los Altos Grados (Hoodfkapittel der Hoge Graden) se reunió el 15 de octubre de 1803. Esa jurisdicción, independiente del Gran Oriente de los Países Bajos, recibió la soberanía sobre los grados siguientes:
-Elegido o Maestro Elegido
-Caballero de San Andrés (formado por los grados de Aprendiz Escocés, -Compañero Escocés y Maestro Escocés)
-Caballero de la Espada o de Oriente
-Soberano Príncipe de la Rosa Cruz.
Al principio no se practicaron más que los tres primeros grados, y el grado de Rosa Cruz se confería por comunicación. Ese grado, sin embargo, fue tomando por su contenido una importancia cada vez mayor, hasta tal punto, que los trabajos de Capítulo se limitaban a ese grado en tanto que los otros tres se conferían por comunicación (1854).
El ritual del grado de Rosa Cruz diseñado en 1803 expresaba, según la opinión de numerosos hermanos, un cierto halo cristiano dogmático en el cual algunos hermanos no podían encontrarse muy a gusto. Con el transcurso de los años, ese ritual fue cuestionado por muchos otros Capítulos que llegaron en ocasiones a suprimirlo.
Durante la elaboración del ritual de 1937, se partió de la idea de que tomando en consideración el carácter religioso del grado podría aceptarse que el sentimiento religioso del grado de Rosa Cruz era de naturaleza universal y que no estaba referido a un culto (Godsdients) en especial.
Los Altos Grados históricos. Raíces de nuestro ritual holandés.
[…] "Es por analogía con la serie de 7 grados del Rito Francés o Rito Moderno, que el Gran Capítulo de los Altos Grados, en el momento de su constitución en 1803, se conformó su estructura sobre siete grados".
« En razón del plan reformador de 1786, resultante del trabajo de la comisión ad hoc del Gran Oriente de Francia, el Rito Francés o Rito Moderno en relación directa con los tres grados simbólicos  fue compuesto del siguiente modo:
Primer Orden: Maestro Elegido
Segundo Orden: Maestro Escocés
Tercer Orden: Caballero de Oriente
Cuarto Orden: Caballero Rosa Cruz
[...]
Esos tres Ordenes se denominaron, desde 1854, « Altos Grados Históricos ». Constituían los tres grados intermediarios de la Orden de los Francmasones bajo el Gran Capítulo de Altos Grados de los Países Bajos.
El cuarto Orden, es el que proviene el grado de Soberano Príncipe de la Rosa Cruz (Soeverein Prins van het Rozekruis) » Fin de la cita.
Este mismo texto se encuentra in extenso en el opúsculo holandés titulado «Rituaal van de Graad van Soeverein Prins van het R+, 1937 », reeditado en 1992 por la Orden de los Francmasones, bajo el Gran Capítulo de Altos Grados en los Países Bajos, opúsculo que contiene un prefacio del Muy Respetable Hermano J.A. Veening, Gran Maestre de la Orden.

Conclusión: Se desprende claramente de estos documentos oficiales que jamás los Altos Grados de los Países Bajos trabajaron según el Rito Moderno Francés, aunque se habían constituido por analogía en ese sistema. Pero además se desprende que jamás hubo Patente alguna y menos que le fuera acordada por el Gran Oriente de Francia. Las más altas autoridades masónicas de Batavia, como el profesor Dr. Jan Snoek, actualizan esta afirmación, como se verá un poco mas adelante; los Países Bajos siempre han practicado esos Altos Grados holandeses según sus necesidades específicas y con total independencia.
Los relatos publicados en Francia respecto al asunto de la masonería holandesa son contradictorios, oscuros y poco fiables. Además son parciales e incompletos. La existencia de un «Capítulo fósil » del Rito Francés, jamás ha sido probada y menos identificada, por lo que obviamente el resto bien pudo no haber existido.
Es tiempo ahora de dar la palabra a quienes vivieron esos eventos y que han dejado una traza autorizada y definitiva.
II. Relación de los hechos según los principales testigos y actores.
Carta autógrafa del Hermano Muy Respetable Jacques Martin al Hermano Jean van Win, con fecha del 5 de febrero de 1989 (extractos):
« La secularización de los rituales del Gran Oriente de Francia llevó, allá por los años 60, a que ciertos Hermanos se interrogaran acerca del pasado de su querido rito y por ende sobre su devenir. El rito fue denominado «Rito Moderno Francés Restablecido ». La formulación debe ser respetada escrupulosamente. Moderno: para indicar la filiación a la Gran Logia de los Modernos de Londres (1717); Francés: para marcar los aportes franceses ulteriores como los del compañerismo y los cuatro Ordenes superiores: El Primer Orden: Elegido Secreto; el Segundo Orden: Gran Elegido Escocés; el Tercer Orden: Caballero de la Espada; el Cuarto Orden: Soberano Príncipe Rosa–Cruz. Restablecido: por tener en cuenta símbolos «desaparecidos ».
La primera logia tenía el título distintivo «Du Devoir et de la Raison » (Del Deber y Razón), Oriente de París, GODF. Frente a ciertas dificultades con las que se encontraron en el seno de su obediencia, los Hermanos del GODF emigraron a una logia de la GLNF-Opera: « Les Forgeron du Temple ». Transformaron el título distintivo que pasó a ser « Jean Théophile Désaguliers ». Una segunda logia al Oriente de Lille, fundada por mí, titulada « James Anderson » e instalada el 10 de mayo de 1964 por Pierre de Ribaucourt y René Guilly, que entonces era el VM de Désaguliers.
René Guilly hizo recibir Soberanos Príncipes Rosa Cruz a algunos Hermanos parisinos por medio del Capítulo «De Roos » (La Rosa), trabajando en el Rito Holandés. En efecto, se trata del mismo rito.
El Capítulo Rosa Cruz «De Roos » estaba presidido por un profesor de la universidad de Djakarta que había sido prisionero de los japoneses de los cuales guardaba el peor recuerdo: Hendrik (Henri) van Praag. Ese hermano tenía una[10] edad avanzada en 1963 (1)
El 30 de noviembre de 1963, el Capítulo « De Roos » compuesto de su Muy Sabio van Praag, dos Hermanos holandeses y sus miembros franceses, abrieron regularmente los trabajos instalando al Muy Sabio René Guilly y a los oficiales y consagraron el nuevo Capítulo bajo el título distintivo «Jean Théophile Desaguliers » en el templo de la villa de las Acacias al Oriente de Neully-sur- Seine. Afiliaron a los Hermanos franceses ya Rosacruces, como yo mismo (yo había sido recibido Rosa Cruz por el Capítulo «La Lumiere du Nord », Valle de Lillem bajo la Obediencia del Gran Colegio de Ritos).
Ese día fueron iniciados Rosa Cruz los Hermanos Pierre de Ribaucourt, el escribano Pierre Mariel, Bob Royaut, Vicente Planque, Harmut Stein (...). Olvidaba al Hermano Fano, futuro Gran Maestre de la GLNF-Ópera. El Soberano Gran Comendador del Colegio de Ritos, Francis Viaud, en razón de sus funciones no pudo asistir a la tenida, pero apareció un poco más tarde a la hora del ágape.
En 1968, los talleres «franceses » abandonaron la GLNF-Ópera siguiendo al asunto Louis Pauwels[11], pero eso es otra historia. Ellos fundaron una federación que tomó el nombre de Logia Nacional Francesa (LNF), instalados sus talleres principalmente en París y en Lille.
La LNF se escinde en 1975 en dos troncos: París y Lille. A continuación, un antiguo Venerable de J.T. Desaguliers, el periodista Roger d´Almeras, se separa de René Guilly y crea el Capítulo francés titulado, si mis recuerdos no me traicionan: «La Chaine dÚnion ». En 1976 yo creé mi propio Capítulo de Rito Francés bajo el título «La Rose et le Lys », que practica los cuatro Ordenes. Igualmente comuniqué el rito a los Hermanos del Mediodía, especialmente al Hermano Jean Abeille que actualmente es el Regente del Rito Escocés Rectificado del Gran Colegio de Ritos ».
Poco después de recibir esa carta fui favorecido al poder entrar en relación con René Guilly, que intercambió conmigo una correspondencia del mas alto interés, entre las cuales se halla, esta carta en particular, que es del mayor interés para este asunto:
Carta autógrafa del 26 de octubre de 1991, de René Guilly a Jean van Win. (Documento del cual no podemos poner en duda la precisión y fidelidad, ya que le quedaban 8 meses de vida).
«Por intermedio de un amigo personal[12], el hermano Hendrik van Praag, profesor de francés, Muy Sabio en 1940 del Capítulo «De Roos » en Medan ( se ignora la ubicación)[13] , Rose-Croix desde 1932 en el Soberano Capítulo Srogol (Java), grado 33 del Supremo Consejo de los Países Bajos y las Indias Orientales Holandesas (Batavia), las iniciaciones al grado de Rosa-Cruz tuvieron lugar en La Haya dentro del Capítulo «De Roos »[14] revivido en el cuadro del Supremo Consejo y de la Gran Logia de los Países Bajos, formados por el hermano Onderdenwijngaard, después de los incidentes con el Gran Oriente de los Países Bajos, en el tema de la LUFM (4) ( fecha a precisar, hacia 1960 ?).
Hendrik van Praag, profundamente francófilo en el mejor sentido del término, estaba en desacuerdo en ese momento con la orientación oficial holandesa.
Yo mantuve varias entrevistas con él al respecto. El años de 1956 debía ser la fecha de su retiro y regreso a los Países Bajos. Pues había vivido la ocupación japonesa de las Indias Orientales Holandesas no sin grandes sufrimientos.
Esas iniciaciones, en número de seis, tuvieron lugar en La Haya el 31 de marzo y el 27 de octubre de 1963. Yo puedo dar testimonio de su altísimo nivel.
Además, en una tenida excepcional del Capítulo «De Roos », en el Valle de París, se iniciaron otros seis hermanos el 30 de noviembre de 1963. Esos doce Rosacruces a los que se les unieron dos rosacruces más originarios del Gran Colegio de Ritos, el Hermano Hendrik van Praag mismo, fueron (en un total de quince) los miembros fundadores el 30 de noviembre de 1963 del Soberano Capítulo Francés Jean-Théophile Désaguliers Num.1.
Es cierto que el Rito Francés en cuatro Órdenes, por derecho le pertenece a la tradición holandesa[15] y nos había sido comunicado en La Haya y en París cuando se realizaron aquellas iniciaciones. Pero, como puedes ver por la continuación de esta carta, ya no es para nosotros un asunto exclusivo. Lo que nos parece igualmente importante es la presencia innegable de tres Rosa Cruz del Gran Colegio de Ritos y del Supremo Consejo de los Países Bajos. También lo es la iniciación, que no puede ser más regular, de otros doce hermanos al grado de Rosa Cruz.
En efecto, si partimos en 1963 de la idea del Rito Francés del GODF de 1786, nuestro pensamiento ha evolucionado considerablemente desde hace más de treinta años de trabajo ritual y de investigación de archivos.
(Sigue aquí una justificación detallada del Rito Francés Tradicional, cuyos elementos son hoy en día muy conocidos y han sido publicados en diversas ocasiones).
Y René Guilly concluye esta larga muy instructiva carta, a la vez que escribe sobre sus intenciones y sobre el espíritu de su trabajo de « restauración »:
« La restauración del Rito Francés Tradicional, por encima del tercer grado, debe reposar sobre estos sencillos principios:
(1) La autoridad y los privilegios de los Soberanos Príncipes Rosa Cruz, así como la doble filiación del Rito Francés y del Escocés Antiguo y Aceptado para ese grado (el Rito Francés de 1786, especialmente en el primer y en el último Orden, no pueden representar para él una filiación suficiente).
(2) Un trabajo de erudición verdaderamente científico, que consista en detectar y poner en marcha para cada grado, las versiones más antiguas y las más auténticas.
En esa época rechazamos la patente que Ondernwijngaard nos ofrecía, considerando que los privilegios de los Soberanos Príncipes Rosa-Cruz no podían subordinarse a un documento tal naturaleza. Era cosa de un cierto purismo, desde el punto de vista de la información histórica, aunque podríamos estar equivocados. Sin embargo el Rito Francés debe asumirse y definirse a sí mismo, para ser lúcido, sin ningún otro organismo masónico que le aporte ayuda ni padrinazgo. Es mejor así."
Jean van Win

  • [1] Revista de estudios masónicos, filosóficos y simbólicos, de tirada trimestral y publicada bajo la égida del Instituto Masónico de Francia, presidido por Roger Dachez, y como tal revista pertenece al Gran Oriente de Francia.
  • [2] Subrayado por nosotros
  • [3] Nacido en 1893, el H. van Praag tenía por tanto 70 años.
  • [4] Hermano Bien Amado en francés: "Frere Bien Aimé "
  • [5] Subrayado por el autor
  • [6] Subrayado por el autor.
  • [7] Amigo personal y « asociado » de René Guilly en su época. Después de una disputa se retira al norte de Francia donde se convertirá en Gran Maestre de la GLISRU (Gran Logia Iniciática y Simbólica de los Ritos Unidos). Funda en Lille, Boulevard de la Liberté, un Capítulo mixto Rose Croix del Rito Moderno Francés, donde el autor de estas líneas fue parte hacia 1990.
  • [8] Geschiedenis van het Hoofdkapittel der Hoge Graden in Nederland, door P.J. van Loo, 1953, p. 117 (Histoire du Grand Chapitre des Hauts Grades aux Pays Bas).
  • [9] Significa: Central.
  • [10] El tenía unos 70 años.
  • [11] http://eruizf.com/biblioteca/books/l_pauwels_j_bergier/l_pauwels_j_bergier_el_retorno_de_los_brujos.pdf
  • [12] No se trata de un encuentro fortuito «ya que los vínculos fueron establecidos »como nos dice Roger Dachez: Guilly y van Praag se conocían sin duda en razón de su común interés por la LUFM ( Liga Universal de los Francmasones).
  • [13] Medan es la capital de la provincia de Sumatra del Norte en las Indias Orientales Holandesas .La ciudad, es hoy en día el centro del cultivo del caucho y de la región de Deli, celebre por su tabaco.
  • [14] Después de Guilly puede considerarse que hubo dos Capítulos De Roos, uno irregular y póstumo en Medan, y otro revivido, irregular en La Haya.
  • [15] Liga Universal de Francmasones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario