viernes, 24 de junio de 2011

Masonería S. XXI

Durante el I Congreso Internacional de Supremos Consejos y Grandes Capítulos Generales del Rito Moderno o Francés que fructificó con la fundación de la Unión Masónica Universal del Rito Moderno y cuyas directrices y principios constitutivos se plasmaron en al Carta de Barcelona, se llevaron a cabo una serie de Ponencias expuestas por diversas Potencias Filosóficas y se configuraron unas Comisiones de trabajo que abordaron diversas temáticas.

Presentamos ahora, a modo de extracto, las conclusiones generales de la Comisión “Masonería Siglo XXI”:

El mundo necesita una gran reflexión sobre lo que las sociedades humanas pretenden ser. La Masonería debería estar en el centro de esa reflexión, los masones mejorando individualmente y colaborando en esa tarea.

Debemos admitir que no somos un grupo homogéneo y hemos de caminar hacia el universalismo, construyendo un hermanamiento más allá de Obediencias.

La Masonería debe jugar un papel importante en la evolución del ser humano que intenta acabar con la sociedad de las grandes desigualdades, implicándonos los masones, a nivel personal, en los movimientos ciudadanos tendentes a ese fin.

La Masonería puede formar personas, hombres, mujeres, jóvenes, universitarios que compartan nuestros principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad y estén comprometidos con el progreso de la humanidad.

Libertad, Igualdad y Fraternidad no existen por separado, son un solo principio de la dignidad humana.

Hemos de construir una sociedad fraternal, adaptar el mercado a nuestros principìos de Libertad, Igualdad y Fraternidad, lo que implica entender que el mercado no es todo y debe ser dirigido a un ser humano en equilibrio con la naturaleza.

La Masonería debe mirar no solo al ser humano, debe extender el concepto de Justicia a todo el planeta: animales, plantas, ecosistemas. En el Siglo XXI es necesaria una conciencia ecológica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario